En Puerto Rico, la epoca de tormentas y huracanes ocurre sin falta para este tiempo del año. Tras huracanes desastrosos como el huracan María y el más reciente, Fiona, la flora de nuestra isla ha sido afectada gravemente.

La vegetación sufre daño inevitablemente por los fuertes vientos e inundaciones que se forman por estos huracanes, arrancando las plantas y los árboles de sus raices, o ahogandolas.

Aunque no hay muchas opciones, existen algunas alternativas y remedios que se pueden tomar en acción para proteger nuestras plantas en temporadas de estos desastres naturales.

Plantas en tiestos

Toda planta en tiesto puede ser rescatada por simplemente re-localizarla al interior de su hogar o negocio bajo un techo seguro antes de cualquier dicho tormenta o huracán.

Dejarlas afuera en caso de un huracán no solo arriesga perder la planta sino también puede convertirse en un objeto de peligro peligro cuando los fuertes vientos soplan. Le puede interesar: El cuidado de sus plantas y grama.

Árboles o palmas

En cuanto en plantas de gran tamaño sembradas al suelo, como árboles o palmas, se pueden amarrar. El propósito de amarrarla es para que el viento no la arranque de la raíz. Por lo contrario, esto también lleva sus consecuencias; el viento puede soplar a la dirección contraria a la que amarraste la planta y esto crea una tensión que causa daño en el tronco y, en algunos casos, se parte.

Últimamente, la clave principal es prepararse antes de tiempo. De esta manera se puede evitar daños graves y mantener sus plantas seguras de tormetas y huracanes. Estos consejos son una cortesía de Gramas del Sur a quienes puedes conseguir en sus redes sociales o en su página: www.gramasdelsurpr.com