CIAPR.La Asociación de Contratistas Generales de América, Capítulo de Puerto Rico (AGCPR, por sus siglas en inglés) informó que no tiene y nunca ha tenido, ningún vínculo con la Cooperativa de Contratistas Generales, con sede en Guaynabo, Puerto Rico, que publicó anuncios en los medios recientemente.

 

El Capítulo de Puerto Rico de la AGC se fundó en el 1963 con el propósito de velar y defender los intereses de las firmas de construcción que tienen a su cargo construir el Puerto Rico del futuro. Actualmente, más de 50 años después, representa a más de 350 compañías directamente relacionadas a la industria de la construcción ante el gobierno y el país, y vela por el fiel cumplimiento con nuestros valores “destreza, responsabilidad e integridad”.

 

La Asociación de Contratistas Generales de América, Capítulo de Puerto Rico, es una organización sin fines de lucro, constituida bajo las Leyes de Puerto Rico, y los Estatutos de la Asociación de Contratitas de los Estados Unidos de América. La ACGPR, integrada por las mejores y más importantes firmas de construcción dedicadas tanto a la obra pública como privada, tiene entre sus propósitos: mantener unas normas de alto profesionalismo y estándares éticos en el ejercicio de sus responsabilidades; estimular aquellos métodos de contratar para trabajos que releven al contratista de riesgos no apropiados; promover las mejores relaciones entre arquitectos, ingenieros y contratistas; asegurar y mantener las mejores relaciones entre las empresas privadas de construcción y las instituciones públicas; incentivar programas para atender la educación y vocación para la industria desde el nivel primario hasta el nivel universitario; promover el intercambio de información y la colaboración internacional en el sector de la construcción; y estimular el uso de métodos rigurosos para realizar negocios que contribuyan a asegurar la posición e imagen de excelencia de los contratistas en el mundo de los negocios.